LOWA BOTAS TASK FORCE

LOWA BOTAS TASK FORCE

Todo calzado merece un buen cuidado, gracias al cual permanecerá confortable, impermeable y sobre todo alargará su vida notablemente. El cuero es un material natural con propiedades incalculables, aunque también puede estar sometido a cierto desgate, por lo que se ha de cuidar regularmente. La piel es un material "vivo" con pequeñas glándulas sebáceas que lo mantienen húmedo. El sebo es una mezcla de grasas, colesterinas, proteínas y electrolitos, el cual impide que la piel se seque y al mismo tiempo la hace flexible. Cortado este abastecimiento natura hemos de ser nosotros los que nos encarguemos de esta tarea para que el cuero no se seque, agriete y pierda sus propiedades naturales.

Los consejos pueden aplicarse a todo tipo de calzado.

 

1 Unas botas nuevas no necesitan ningún cuidado antes del primer uso, pero es bueno refrescar la impregnación del cuero para asegurar la impermeabilización de las botas.

2 Antes de iniciar el tratamiento quite los cordones para que la impregnación y la emulsión de cera pueda llegar a los lugares escondidos [especialmente la lengüeta y la lengüeta fuelle].

3 Tras su uso, el calzado debe airearse y secarse bien. Saque la plantilla interior y abra los cordones. Nunca olvide esto tras su uso.

4 El calzado muy sucio debe limpiarse con un cepillo y agua tibia y dejarlos secar bien. Es recomendable utilizar un limpiador de calzado que elimine la suciedad incrustada. Tras utilizar el limpiador, no olvide impregnar bien los zapatos (los limpiadores abren" las fibras del cuero y la impregnación las vuelve a cerrar]. No secar las botas nunca en la calefacción, cerca de un horno. ni detrás en la ventanilla trasera o en el maletero del coche. El cuero húmedo se quema muy rápido [es decir. se reseca. se vuelve quebradizo, ‘se agrieta y se encoje]. En este caso. en la arruga provocada al caminar
aparecen grietas irreparables en el cuero y los ganchos y remaches también se ven afectados.

5 La impregnación hace su efecto completo 24 horas después de haberla aplicado, operación que debería hacerse tras la limpieza del zapato y con el cuero aun húmedo. La impregnación regular impide que el cuero absorba aguay suciedad. La impregnación es un agente protector y por ello es tan importante. pues un cuero empapado de agua no transpira por lo que influye notablemente en el clima del zapato. Lo mismo ocurre con unos zapatos sucios.

6 Tratar regularmente el calzado con productos específicos para el cuidado del calzado: Aplicar cera y luego frotar con un cepillo, especialmente cuando su calzado esté expuesto a gran humedad. Un zapato que se ha empapado con agua y se ha hinchado debe ser restaurado a fin de mantener su ajuste, flexibilidad y durabilidad. Una piel no cuidada debidamente se secaré; agrietará y el daño ocasionado en su zapato será irreversible. En el caso de nobuk o ante, la superficie exterior puede llegar a ser más oscura y más suave después de la aplicación de cera y del cepillado, el cual se ha de hacer con un cepillo especial para nobuk. Sin embargo, nunca volverán a ser como el primer día. Las pieles lisas son más fáciles de cuidar y más resistentes a la humedad y a la suciedad. El calzado hecho de materiales sintéticos no debe tratarse con cera. es suficiente impregnarlo con un spray para materiales sintéticos.

7 Los aceites o grasas no son recomendables ya que la grasa, y sobre todo los aceites, aunque suavizan mucho el cuero y lo hace impermeable. hacen perder dureza al zapato y cierran lee poros del cuero, por lo que el cuero deje de transpirar (Efecto bota de goma]. Les bordes da la suela también pueden despegarse con el uso de aceites y grasas y no se pueden volver a unir.

8 cuando no se utiliza el calzado. el cuero se conserva mejor en una bolsa 0 caja de cartón. y en hormas de madera en un lugar seco y bien ventilado. Nunca almacene el calzado cuando esté mojado, en un lugar húmedo o en el coche. Las hormas de madera también pueden ayudar a mantener la forma del calzado. Si se ha hinchado debe ser restaurado a fin de mantener su ajuste, flexibilidad y durabilidad. Una piel no cuidada debidamente se secará, agrietará y el daño ocasionado en su zapato será irreversible. En el caso de nobuk o ante, la superficie exterior puede llegar a ser más oscura y más suave después de la aplicación de cera y del cepillado, el cual se ha de hacer con un cepillo especial para nobuk. Sin embargo, nunca volverán a ser como el primer día. Las pieles lisas son más fáciles de cuidar y más resistentes a la humedad y a la suciedad. El calzado hecho de materiales sintéticos no debe tratarse con cera. es suficiente impregnarlo con un spray para materiales sintéticos.

Consejos: El forro de cuero lambien debería tratarse de vez en cuando con una crema hidratante. El sudor del pie es muy agresivo debido a la sales y minerales que contiene y reseca el forro haciéndolo quebradizo y duro.
El forro GORE-TEX no necesita cuidados especiales, sin embargo. cuando el cuero se trata erróneamente o no se cuida, la membrana de GORE-TEX pierde su efecto.

También debería impregnar regularmente los materiales textiles de sus zapatos, chaqueta o pantalón, para mejorarla resistencia a la absorción de agua y suciedad. Utilice para ello un producto especial para textiles.

 

  • Las caminatas diarias por hierba húmeda o caminos estrechos someten el cuero superficial del calzado a altas exigencias, coma puede ocurrir en los paseos diarios con perros. No olvide dejar secar siempre bien el calzado. El calzado de cuero auténtico puede absorber mucha humedad y si esta no se seca completamente y con regularidad se forman malos olores y el agente conservador no puede actuar con toda su efectividad. Si el calzado so moja regularmente deje secarlo completamente, y entretanto utilice otro par de zapatos. Un spray desodorante puede evitar los olores desagradables.
  • Es imprescindible el cuidado regular del calzado para no destruir el cuero superficial por la humedad permanente, alargando así notablemente la vida del calzado.
  • El cuero seco tiende a hacer ruidos chirriantes, esto significa que las superficies del cuero no cuentan con los tratamientos adecuados y se frotan uno contra el otro. Preste especial atención a la

aplicación de cremas en estos lugares para evitar-los chirridos.

 

  • Los ácidos, la gasolina. los aceites. las grasas, y el estiércol así como el impacto con cemento y otros materiales duros afectan directamente las suelas y las colas. Se puede iniciar un proceso de degradación que puede destruir su zapato LOWA. intente evitar el contacto con estos materiales y limpie sus zapatos a fondo si estos han entrado en contacto con dichos materiales.

Esperamos que disfrute de su calzado LOWA